Cómo Se Escriben Los Nombres De Los Reyes Magos

En la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena se encuentra un friso con una imagen de los tres individuos, vestidos con prendas orientales y que conducen una procesión. Hoy en dia, la festividad de los Reyes Magos viene cargada de tradiciones como la de la Cabalgata del día 5 de enero, en la que, como antesala de lo que va a ocurrir a lo largo de la noche, los tres Reyes Magos desfilan en maravillosas carrozas acompañados de sus séquitos. Los Magos reparten caramelos y los pajes de cada rey recogen las cartas de los niños más rezagados. El origen de la Navidad Leer artículoLos nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar se dieron a conocer por vez primera en el popular mosaico del siglo VI en la basílica de San Apolinar el Nuevo en la localidad italiana de Ravena.

A veces, los Reyes Magos no llegan a venerar al niño hasta exactamente precisamente exactamente la misma aguardada noche del 5 de enero. El Niño Jesús está en el centro con sus progenitores, María y José, cubierto de una sucesión de individuos populares que desempeñaron un papel en el progreso de los hechos. Los nombres que conocemos hoy como Melchor, Gaspar y Baltasar no se muestran en la Biblia conocida por la iglesia católica.

Un ángel informó a los magos de Oriente de que Herodes pretendía matar a Jesús nacido y les señaló que no debían volver a su palacio. Así lo hicieron y Herodes temeroso de ese ‘nuevo rey de los judíos’ mandó asesinar a todos los pequeños menores de dos años nacidos en Belén, dando sitio a la historia o historia de historia legendaria de los Santurrones Inocentes. Sea situación o historia de historia legendaria, la crónica de los Reyes Magos está cargada de simbología. Aunque no se conoce cuántos llegaron de todos modos a la vieja Judea a postrarse ante el Niño, se estima que el número tres puede no ser exacto y, en realidad, es una referencia al secreto de la muy santa trinidad. El hecho que desde la Edad Media los reyes aparezcan representados como tres personajes de rasgos distintos podría realizar referencia a las tres edades del hombre o incluso representar a los distintos territorios del mundo conocido antes del siglo XV (Asia, Europa y África). Historia navideña de la natividad bajo el cielo estrellado y nubes sutiles en movimiento.

Cómo Van Los Reyes Magos En El Nacimiento Del Belén

Se hacían admitir por su sabiduría y por ser instructores de la astrología (ciencia que estudia la situación de las estrellas ⭐). Sin embargo, la Biblia en ningún momento señala su origen monárquico o su pertenencia a la realeza. La Biblioteca Nacional Española guarda en su compilación el Auto de los Reyes Magos, del siglo XII, y en todo momento charla de “steleros” y no de “reyes”.

Tras dejar el palacio y ser guiados por la estrella, los magos hallaron al niño en un establo en Belén, al lado de María y José. Tras postrarse frente él y ofrecerle oro, el metal de los reyes; incienso, la ofrenda de los dioses; y mirra, como aviso de sus futuros males, fueron advertidos por un ángel de que no volvieran al palacio de Herodes ya que este sólo deseaba terminar con la vida del niño. No hay una respuesta unánime y completamente fiable a esta pregunta, por el hecho de que las creencias personales y religiosas prevalecen en esta historia y por el hecho de que la información sobre la viable existencia de los reyes es escasa. Lo que sí es es cierto que el Evangelio de San Mateo recoge el instante en el que, siguiendo una estrella, unos magos llegaron a Belén para venerar al rey de los judíos que terminaba de nacer. Para los católicos, el relato de san Mateo es la ‘pista’ mucho más fiable que confirma que los Reyes Magos fueron personajes históricos reales, pero hay que rememorar que el santo no afirma que fueran reyes, ni tampoco cita sus nombres o detalla su apariencia.

¿qué Nombre Deberías Escoger Para Tu Bebé, Según Tu Personalidad?

Hay menciones en los evangelios apócrifos como en el de la Niñez de Tomás aproximadamente en el siglo II. A pesar de las respuestas que se logren conseguir en la Biblia, el origen de los Reyes Magos tal como los conocemos hoy en dia tiene su origen en una extendida tradición medieval que los “bautizó” con los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar. Como un ejemplo, entre los mosaicos mucho más viejos en el que aparecen representados, ya en siglo VI, se encuentra en la Iglesia de San Apolinar, en Rávena , y en él aparecen en fila con sus presentes para el niño siendo el primero Gaspar, el segundo Melchor y el último Baltasar.

Si te preguntas si aparecieron los Reyes Magos, prosigue leyendo este producto de unCOMO y adéntrate en varios de los enigmas que les rodean. Con el paso de los siglos, la tradición salió consolidando y la llegada y adoración de los Magos se celebra en la iglesia católica el día de la Epifanía del Señor, el 6 de enero. Pequeños y mayores esperan con emoción la mágica noche del cinco de enero, pero ciertos conocen como es el origen de esta excepcional tradición que ha pervivido hasta nuestros días y que de año en año llega cargada de regalos y de ilusiones.

También es común encontrar en todas y cada una estas representaciones la no caracterización de los magos. Todos son iguales, sin distinción de edad o rasgos étnicos, y los regalos son presentados en copas, cofres, bandejas o cuernos de la abundancia. En las catacumbas de Santa Priscilla en Roma, sitio en el que se encuentra el primer fresco de la virgen María, los encontramos representados como magos persas, con el característico gorro frigio. Surgen de la religión católica, pero no especifica que sean magos, ni tampoco reyes, que haya 2 blancos y uno de tez negra, ni siquiera que sean hombres.

El Evangelio cuenta que unos magos llegados de Oriente fueron guiados por una estrella para que adorasen al rey de los judíos que acababa de nacer. Al darse cuenta de esta novedad, Herodes el Grande, que por esa temporada era el rey de Judea, los mandó llamar para interrogarlos, y les hizo prometer que una vez hallaran al niño se lo comunicarían a fin de que pudiera adorarlo él también. Tras dejar el palacio y ser guiados por la estrella, los magos encontraron al niño en un establo en Belén, al lado de María y José.

“La fiesta de Epifanía se introduce algo después en Occidente. En la Galia es donde aparece por vez primera, quizás hacia el 361”, explica el creador. “Hacia el 380, en la Iglesia hispana, junto con la celebración del 25 de diciembre, se celebra también la celebración de la Epifanía. En esa solemnidad se conmemora la adoración de los magos”, añade. El 5 de enero es una noche donde los corazones infantiles palpitan aceleradamente y cuando cierran los ojos sueñan con ilusión que los Reyes Magos de Oriente les traigan los regalos ansiados. Aguardan que la carta que enviaron hace tanto tiempo con el encabezamiento “Queridos Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar” llegue a su receptor sin problemas.

Ser Progenitores

Cada Navidad, la víspera del 6 de enero se convierte en una noche mágica donde los más pequeños aguardan con ilusión la visita de los reyes magos. Ese día, la religión católica celebra la Epifanía del Señor y rememora el momento en el que, según la tradición, unos magos de Oriente llegaron a Belén para venerar y sugerir sus presentes al niño Jesús recién nacido. El conocido como día de Reyes, es una festividad cargada de tradiciones, donde se entremezclan probables hechos históricos con mitos y leyendas que ahondan en la magia de esa fecha tan especial. Muchos son los países a donde viajan, cada año, los reyes para saludar a los pequeños en la mágica cabalgata antes de dejarles en casa los esperados regalos pero ¿sabes qué hay de determinado en la narración de Melchor, Gaspar y Baltasar?

En España, los Reyes Magos llegan a dejar regalos a nuestras casas la noche del día 5 de enero. Pequeños y mayores aguardan con emoción la mágica noche del cinco de enero, pero algunos conocen como es el origen de esta fantástica tradición que ha perdurado hasta nuestros días y que de año en año llega cargada de regalos y de ilusiones. Se estima que los reyes procedían del antiguo reino de Saba, al sur de la Península arábiga y que allí retornaron tras su viaje a Belén.